Make your own free website on Tripod.com

BIOETICA
 

 

BIOETICA


 


 










A esa preocupación general por la Ética, le siguió de inmediato la necesidad de establecer éticas aplicadas que se ocuparan de campos específicos sobre los que se desenvuelve esta revolución científico-tecnológica.
El que hasta ahora parece como mayor consolidado es el de la Bioética, en cuanto a organización como disciplina teórica (investigaciones, congresos, publicaciones, cursos, etc.), de lo cual se han derivado instituciones y cursos de acción concretas (comités hospitalarios, tribunales profesionales, códigos, legislación, etcétera).
Tampoco es casual que así sea, dado el alto y más próximo impacto de la tecnología sobre nuestro propio cuerpo y los seres vivos en general. La medicina, la biología, la psicología, son ramas científicas en las que existe ya un alto grado de debate bioético. Uno de los ejes principales de ese debate es precisamente la relación entre el desarrollo científico- tecnológico y el control ético del mismo.
Como siempre aquí también las posiciones extremas chocan entre sí. De un lado se alinea un cientificismo extremo, para el cual cualquier planteo ético es una injerencia inaceptable en la libertad de investigación; del otro, están quienes plantean una subordinación casi absoluta del desarrollo científico- tecnológico a una moral premoderna (como ambas se mueven con diferentes conceptos de ciencia y tecnología, convendría ampliar esto con una mirada previa a la Primera Parte de esta misma obra, Capítulo I, puntos 1, 2, 4 y 5. Y Capítulo III, puntos 3 a 7).
Por cierto que, en el medio, van madurando posiciones mucho más sensatas y actualizadas, que buscan un equilibrio (siempre inestable, es cierto) entre la libertad de investigación y desarrollo científico y la responsabilidad ética que le corresponde al investigador como integrante solidario y responsable de la especie humana (la cual, a su vez, integra el misterio de la Vida en su conjunto). Los materiales que a continuación presentamos, se inscriben dentro de este debate bioético.
En primer lugar Stephanie Yanchinski nos ofrece un panorama de "El nacimiento de la biotecnología (el cual, en su etapa más actual, filia en el año 1972 con los trabajos de Stanley Cohen y Herbert Boyer, sobre el proceso básico de ensamblaje de los genes.
Esto modificaría de manera decisiva la biotecnología tradicional centrada en los procesos de fermentación y en los antibióticos. Lo cual a su vez abre una verdadera caja de Pandora sobre los reinos vegetal y animal de la Naturaleza, alterando individuos, géneros y especies, en cuyas primeras etapas -llenos de sorpresas- todavía nos movemos.
Sigue un trabajo de Mario Casalla, ya directamente referido a los avances de esas "tecnologías de la vida" sobre el propio cuerpo humano. Bajo el sugestivo título "Y seréis como dioses..." ética y genética, plantea las paradojas de este cuerpo nuestro devenido en una suerte de modelo para armar y las nuevas realidades con que nos conectan las técnicas múltiples de fertilización asistida y los denominados "convenios de procreación por cuenta ajena".

En tercer lugar Jean-Marie Varaut, alarmado por esa creciente tensión entre la manipulación técnica de la vida y la ética, se interroga sobre esa difusa frontera entre "Lo prohibido y lo posible", donde los espectaculares avances científicos parecen convocarnos todos los días. Para Varaut "lo que está en juego es la identidad humana, cimentada en la diferencia de los sexos y en el orden de las generaciones, y en la sacralidad del cuerpo humano". Ello lo insta a pedir un urgente consenso entre médicos, filósofos y juristas, capaz de llenar los vacíos hoy existentes y actualizar el viejo juramento hipocrático a este mundo de técnicas y posibilidades inéditas.
Finalmente, las religiones no podían estar ajenas a este enorme debate moral contemporáneo- La Iglesia Católica de hecho no lo está y en reiteradas oportunidades su magisterio máximo se ha expedido sobre asuntos bioéticos.
Singularmente precisa es su Instrucción sobre el respeto a la vida humana naciente y la dignidad de la procreación (conocida abreviadamente como "Donum vitae"), del año 1987, algunos de cuyos párrafos aquí se reproducen.

 

 
 
 
Copyright © 2001 Circulo Medico de Moron