Make your own free website on Tripod.com

BIOETICA
 

 

FUNCIONES


 


 










Ya es habitual señalar, de acuerdo con sus objetivos, tres grandes funciones para los comités de ética: educativa, consultiva y normativa. Esto es: la educación del hospital y de su comunidad en los grandes temas de la bioética, el análisis y discusión de casos clínicos para esclarecer problemas éticos de los mismos; y la elaboración de normas éticas así como la implementación de las ya existentes para una jerarquización del hospital como institución.

Cuadro de Funciones de un Comité Hospitalario de Etica

Funciones Etapa 1 Etapa 2 Etapa3
Educativa Autoformación Educ. del Hospital Educ. de la Comunidad
Consultiva Casos Retrospectivos Casos Internos Abiertos Casos externos abiertos
Normativa Difunde normas dadas Crea normas especificas Crea normas genéricas

 


FUNCIÓN EDUCATIVA

 

En primer término, el grupo que integrará el comité debe transitar por una etapa de autoformación. El coordinador y otros miembros deberán leer libros y artículos básicos, revisar casos clínicos ya cerrados, etc.; para poder entrenarse en su función.
Luego, y acaso paralelamente, se inicia una tarea educativa en el hospital: conferencias, jornadas, cursos, audiovisuales y otras actividades.
Por último, el CHE se proyecta hacia la comunidad: Pacientes, familiares, centros comunitarios; para discutir los grandes temas de la bioética.

 


FUNCIÓN CONSULTIVA

El comité comienza con una revisión retrospectiva de casos ya cerrados para poder adquirir habilidad en la identificación de problemas, cursos de acción y justificación ética de las alternativas. Luego decide qué casos recibirá en consulta: sí los de un servicio determinado (Ej: terapia intensiva), o los de todos los servicios; sí los de un tema determinado (Ej: veracidad, prolongación de la vida) o los de cualquier tema.
También debe establecer quién puede consultar (médicos, enfermeras, pacientes, familiares) a quien se le informará de los resultados; quién podrá participar de las reuniones; etcétera. Y, sobre todo, el comité debe establecer en los distintos casos si sus conclusiones serán en forma de exposición de ventajas y desventajas en las alternativas, sugerencias de acción o recomendaciones.

 


FUNCIÓN NORMATIVA

 

El comité debe hacer respetar en el hospital, en primer lugar, las normas éticas de reconocimiento internacional que en el campo de la salud se han establecido después de la Segunda Guerra Mundial:
Declaraciones de la Asociación Médica Mundial; y otros documentos de gran relevancia. Luego puede dedicarse a la elaboración de normas éticas de procedimiento.
Para ello el comité define el tema que será sujeto a normas, recopila información ya existente, consulta a personal del hospital sobre la factibilidad de las normas, evalúa el lenguaje de las mismas para hacerlo ampliamente comprensible y revisa legalmente el texto antes de aprobarlo.
Es importante considerar que los comités han de darse el tiempo necesario para estar en condiciones de desarrollar sus funciones. Para ello es que ofrecemos el presente cuadro en el cual consideramos una doble manera de atender a esa exigencia. En primer lugar atendiendo a desarrollar inicialmente la función educativa del comité, luego la consultiva y en último término la normativa. Creemos que esta es la mejor secuencia para un crecimiento serio de cualquier comité hospitalario. En segundo término, cumpliendo esas funciones en diversas etapas. Para la función educativa es imprescindible comenzar con una buena formación del propio comité, continuando luego con el hospital y finalmente con la comunidad. Para la función consultiva es un paso prudente entrenarse al comienzo con una revisión de casos cerrados, y continuar luego con la revisión de casos propios del hospital antes de aceptar, si es que alguna vez lo hace, la consulta de casos externos a la institución.
Finalmente, para la función normativa, es el mejor comienzo la recopilación y difusión de normas ya existentes, para luego elaborar regulaciones de problemáticas específicas en algún sector del hospital como puede ser el manejo de un tipo de pacientes antes de dedicarse a la creación de normas más amplias que van a involucrar a todos los sectores del hospital y que han de requerir una mayor inserción institucional del comité en el mismo.
Si bien es difícil estimar tiempos para cada uno de estos momentos, quizás sea imprescindible dar mi mínimo de un año al desarrollo de cada una de las etapas considerando que se puedan poner en desarrollo las tres funciones a la vez. Esto nos daña un tiempo mínimo de tres años para lograr que un comité hospitalario de ética estuviera en condiciones de ejercer en plenitud sus funciones. Es verdad que los tiempos han de ser variables para cada comité de acuerdo con la intensidad del trabajo, la calidad de los miembros, el apoyo institucional, etc., pero en cualquier caso esos tres años no parece que puedan eludirse aún en la mejor de las situaciones.

 

 
 
 
Copyright © 2001 Circulo Medico de Moron